QUIMICA CLINICA

La química clínica utiliza procesos químicos para medir los niveles de los componentes químicos en la sangre. Las muestras más comúnmente utilizadas en la química clínica son la sangre y la orina. Existen diversos exámenes  para analizar casi todos los tipos de componentes químicos presentes en la sangre o en la orina.

Los componentes pueden incluir:

 

  • glucosa ("azúcar"),

  • electrolitos (sodio, potasio, cloruro, etc),

  • enzimas como las que pertenecen al perfil hepático, la amilasa, la creatinfosfoquinasa, etc,

  • lípidos (grasas) como el colesterol y los triglicéridos,

  • proteínas como la albúmina y otras sustancias metabólicas como el ácido úrico, la creatinina y el nitrógeno ureico.